OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione di terze parti. Se vuoi saperne di più o prestare il consenso solo ad alcuni utilizzi clicca qui. Cliccando sul pulsante OK, o continuando la navigazione effettuando un'azione di scroll, presti il consenso all'uso di tutti i cookie.

¿Quieres ser asuncionista?

Agustinos
de la Asunción




Signos de Dios N° 17 - De corazón noble y generoso

260_big.jpg

2016-02-10 - Roma

Palabra del Postulador

Si buscamos la palabra “Misericordia” en los Índices analíticos de las obras del Padre d’Alzon, no encontramos ninguna referencia. ¿Querrá decir esto que no abordó este tema? ¿O no será más bien que la sensibilidad de los autores de estos Índices no les llevó a tener en cuenta este tema central de la vida cristiana?

En mi opinión, el Padre d’Alzon trata de la misericordia principalmente bajo dos aspectos, que corresponden perfectamente a las dos parábolas de Jesús: el hijo pródigo y el buen samaritano. La misericordia es, en primer lugar, la expresión del amor gratuito de Dios. Pero, para el Padre d’Alzon, es necesario que el primer paso sea el del retorno del pecador sinceramente arrepentido que pide perdón, como el hijo pródigo, a un padre más dispuesto a la misericordia que al castigo.

En este número de “Signos de Dios” queremos destacar este aspecto. Pero la misericordia es también una virtud que todo cristiano ha de cultivar. Brota de la caridad y es una dimensión esencial de todo apostolado. Y es así como el Padre d’Alzon hablará de las “obras sociales”, de la “cuestión obrera”, de las “asociaciones” para ir en ayuda de los más desvalidos, de la misión de los laicos que deben implicarse en las “buenas obras”. De este aspecto hablaremos en el próximo número.

P. Julio Navarro Román, a.a.

 

Signos de Dios - 17